lunes, 19 de enero de 2009

Tuvimos un sueño...¡ahora es realidad!


Este martes será investido presidente un senador negro. No es del todo afroamericano (qué más da) porque sus orígenes no son como los de miles y miles de afroamericanos cuyo sangre, sudor y lágrimas tanto contribuyó al nacimiento de una nación que ha tardado en corresponderles como merecían. Pero el sueño del Dr. King ya se ha hecho realidad. Barak Obama es presidente de los EEUU. ¡Dios bendiga América! Y ya está.

3 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Me uno completamente a tu homenaje. ¡Dios bendoga América!

Además, como decía Vargas LLosa, hace unas semanas: Se trata del primer intelectual que llega a la Presidencia.

Creo que lo que estamos viendo estos días en los USA (en su política) tiene una altura política que ya quisiéramos muchas naciones viejas.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

¡Dios bendiga América!, quise decir.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Efectivamente! Es que, para mí, la sociedad americana, y el país, a pesar de todos los "apesares", es en muchas cosas digna de imitación. Empezando por la existencia misma de una sociedad civil y terminando por cosas como la elección de Obama.
Desgraciadamente cada país tiene su idiosincrasia, y como nosotros tenemos que pedir permiso para ser un país, pues eso!