miércoles, 14 de enero de 2009

Buenos días...y mucha más suerte!!!


Mi segunda entrada está dirigida a los parados y a todos aquellos a los que esta enésima crisis está afectando (amigos y conocidos entre ellos). Ojalá tuviéramos fórmulas mágicas, frases solidarias o yo que sé qué. Lo único que puedo ofrecerles es mi simpatía y comprensión. A la pregunta de ¿te imaginas cómo me puedo sentir? Sólo puedo responder que, remotamente, no. Pero lo que sí puedo decir es que sé qué es la esperanza. El dinero, el crédito, o yo que sé qué nos ha llevado a este punto. Pero la esperanza es gratis, y, aunque suene tópico, no sólo no se pierde nunca, sino que...existe!!!


Ojalá pudiera hacer, decir o pensar más por todas las personas que han perdido su negocio, su trabajo, sus ahorros. Ojalá pudiéramos hacer todos un poco más por ellos. No hay que hacer grandes cosas. Todos sabemos qué es lo que hay que hacer, puesto que, por si no lo habíamos pensado, hemos de empezar por nosotros mismos. Vendrán tiempos mejores.