viernes, 23 de enero de 2009

Dedicado a mi amigo Manuel: la coma.

A vosotros, visitantes de este bazar de la estrabia o de este compendio de desahogos de la vanidad intelectual, a vosotros, y especialmente a tí, amigo Manuel, dedico la entrada de hoy.

La protagonista es la señora de la foto.

Quería hablaros del error del día: el Talento de Mr. Ripley. Espléndida película que no nos deja indiferentes aunque aún no sepa valorar la interpretación de los protagonistas, no porque no sepa o no pueda (que no lo sé), sino porque la historia es tan tremenda que hace que ignoremos todo lo demás. Confieso además que no me he atrevido a leer el libro por miedo a lo que me pueda encontrar...

En realidad, esta película es la excusa para recordar una de los cortes musicales: Mache dich mein herze rein (no sé si lo he escrito bien). De todas las Pasiones según san Mateo, la única que me gusta es una que grabé en vídeo hace diecinueve años, retransmitida desde una iglesia alemana (cuando la comente daré los datos).

¿No os parece inquietante que se utilice esta obra en películas como las que nombro? Por no hablar del coro final, Wir setzen uns... que aparece al principio de Casino (del gran Scorsese). Dijeron en su momento que en esta película era donde más tacos por minuto se decían...ilusos!
En realidad no hay que irse a las películas de Scorsese (tipo Malas calles, os la recomiendo) lo de los tacos ocurre en el recreo de cualquier instituto de Secundaria, pero eso es otra historia...antidreyfusistas y adolescentes cuelgafotosenlaweb del mundo, (subrayo la coma) uníos!
P.D.: Me comenta mi mujer que mi hija está encantada viendo Barrio Sésamo, y que le parece (a mi esposa) muy didáctico...habrá que retirarlo del mercado!!!

3 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Estimado Fidelio.

Tiempo habrá de comparrir versiones, puntos de vista sobre esos colosales monuentos musicales, ESPIRITUALES, que son las Pasiones de Bach... Yo, como no sé alemán no memorizo (y estoy en un tren...no tengo mis referencias a mano) pero quizás me quedaríoa con las arias y corales de la Pasión según San Juan. Bueno, cuestión de gustos. ¿Versiones? (ya sé que no me preguntas, pero es que "uno es así"): Herreweghe, Brüggen, Gardioner (sí "original insdtruments", qué le vamosa hacer... aunque en directo las he disfrutado con el gran Helmutt Rilling).

¿Casino?, ¿Malas calles? Me quedo sin palabras: definitivas, monumentales (sobre tod Casino; la segunda es de las primeras de su carrera). Ahí me tocas tambièn la fibra sensible. (Sin embargo no he podido conectar con Gangs of NY).

Un abrazo y saludo - Larga vida a Hayek (al menos, por decir esto, sé que tú no me riñes)

Anónimo dijo...

Of course a tutto!!! Seguiremos...cuando hay leido bien a ...Hayek. Olvidé comentarte lo interesante que ha estado la referencia a Weber, uno de mis autores por el tema de sociedad, mentalidades y economía, genial. Y abundando en el of course, las versiones de Bach, tendría que hacer memoria. En honor a la verdad, conozco mucho más la de san Mateo que la de san Juan, pero aun así soy más de Mateo, aunque ahora que lo dices, comentaremos ambas.
¿Qué te parece lo de incluirlas en películas tan...diferentes a...?iba a decir un oratorio, pero...Por cierto, mi alemán es de 1ºEsc of languages, pero me gusta muchísimo. Buen finde!!!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Anónimo sono io!!