jueves, 4 de junio de 2009

Cierta idea de Europa



Bueno, acabo de ver con gran sofoco que no os torturo con ninguna entrada desde hace una semana, y es que, como dice Muñeca de Trapo...Tempus fugit!!http://munecadetrapoelvira.blogspot.com/2009/05/tempus-fugit-carpe-diem.html
Si habéis pensado que iba a hablar de las europeas, siento decepcionaros, amigos. Prometí no traer la política a esta santa casa durante al menos un mes y estoy en la gloria!



Hay una excelente serie documental que TVE emitió hace ya bastantes años y que ahora se reemite en el canal temático /cultura.es); su título es Cierta idea de Europa, y repasa a lo largo de diez capítulos los más significativos episodios de la Historia del continente a través de un viaje por los lugares donde nacieron esos hitos que, según muchos historiadores (desde Mommsen hasta Hobsbawn pasando por Pirenne o Braudel) hicieron que estemos...donde estamos...



Ya los títulos de presentación son una pequeña joya, pues con el tema de la flauta de la danza de los espíritus benditos (Orfeo de.... Gluck, lo siento Rogelio) se suceden imágenes que van desde la Máscara de Agamenón hasta La Lechera de Vermeer o aquella pintura cretense, La Parisina.



Otra de las cosas interesantes de verdad es que dedica, sin pretensión ideológica alguna, bastantes momentos al imperio turco o a los países del Este, así como a sus pautas culturales, entre las que, como no podía ser de otra manera, entraban el Cristianismo ortodoxo y el Islam.



Personalmente, lo que más me apasiona (digo lo que más, porque me apasiona la serie al completo) es el guión, aunque no esté de acuerdo en muchas de sus afirmaciones. Lo informan lecturas de todo tipo. Desde aquella cita de la novela Juliano el Apóstata, el mundo no era ni romano ni cristiano, antes Yourcenar y Memorias de Adriano...o Sthendal y Florencia. Desde el punto de vista de la Historia del Arte, es inigualable la cantidad de obras que van apareciendo, rompiendo tópicos o desafiando los tradicionales esquemas o listas de obras.



El episodio del Rhin, Alemania y las ciudades de la Hansa es, sencillamente, glorioso. Uno recorre el río y van apareciendo los castillos del Rhin, como si fuéramos en un crucero de esos que hacen los abueletes europeos. Por no hablar de las cortes europeas del XVIII o la Florencia del Renacimiento. Los comentarios sobre La cabalgata de los Reyes Magos de Gozzoli o las misas de rito armenio (creo) que amenizan los últimos siglos de Bizancio y sus archilogotetes te dejan... boquiabierto!

Mi preferido es el capítulo segundo, que se abre con la Sinfonietta de Janacek. Se hace en él un magnífico despliegue de la Tardoantigüedad (siglos III a VII), pues narra cómo se van asentando ciertos dogmas católicos, y cómo van haciéndose desaparecer herejías como el priscilianismo. Aquellos siglos en que el cristianismo acababa de tomar posesíon del Imperio romano. Creedme, es una época apasionante, eso sí, hay que hacer una lectura libre de prejuicios, porque uno se lleva sorpresas (o sea, ni Juliano el Apóstata...ni la Historia del os heterodoxos de Menéndez Pelayo...vamos el justo medio, lo imposible). Acompañado con la arquitectura de la época. Así, vamos a Tréveris o a Milán y uno descubre restos romanos o iglesias de los siglos V y VI en una ciudad que creíamos, sólo tenía milanesas (¡¡¡!!!), la Galería de Vittore Emmanuele o los dos equipos de fútbol, además de la otra tarta del norte (la catedral).

Desgraciadamente, es una serie difícil de conseguir. Tal vez al principio nos abruma con tanta cita, pero , una vez se sumerge uno en los paisajes históricos que nos trae, merece la pena releerla una y otra vez. Una visión atípica que no bebe casi de ninguna corriente al uso...aunque las reúna todas.

14 comentarios:

Mike dijo...

Me gustó muchísimo aquella serie. No la encontré en ninguna tienda, así que tuve que recurrir a san Emule. Es apasionante!

Saludos!!!

El rincón de Chiriveque dijo...

Hola Fidelio, la verdad es que uno aprende muchísimo leyendo tus entradas. Mencionas a Stendhal, y eso me ha producido una gran alegría, pues "Rojo y negro" es una de las mejores novelas que he leído en mi vida...

Por cierto, me ha hecho mucha gracia que estés leyendo la Historia de España de Federico y César Vidal. ¿Cómo está?... Ya sabes que estoy a las antípodas de esos dos señores, pero también reconozco que leí el verano pasado, porque me moría de curiosidad, "Barcelona años, 70", que aunque no estaba de acuerdo en todo lo que decía, tenía cosas muy interesantes.

Un abrazo.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Tarde llego a tu entrada (magnífica como de costumbre), amigo.

Una aclaración previa, "colega". ¿Cómo que "perdón" por la cita al Orfeo y Eurícide de Gluck? Es una ópera que me encanta. Y si es con instrimentos originakles y voces masculinas en el papel protagonista (contratenores como René Jacobs, por ejemplo) mejor que mejor.

A ver si consigo la serie. Sólo la mención a la maravillosa Sinfonietta de Janaceck me produce emoción (qué compositor tan increíble, especialmente en sus óperas...)

En fin, seguiría escribiendo toda la noche. Es el "problema" que tengo con tus poliédricas entradas, amigo.

UN abrazo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenas tardes Mr. Mike!! Aaaah! san emule! Pues he oído que dentro de poco se nos acaba el chollo. De todos modos, yo vengo haciendo desde hace tiempo lo siguiente: elegir a quién le pago...en la medida de mis posibilidades. Uno puede comprar por internet y no pagar cánones a parásitos y advenedizos, pero bueno, esto es una opinión y personal...y otro tema! Un abrazo y gracias por tu comentario!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Querido Chiriveque! En esto de aprender, estamos todos en el mismo barco! Rojo y Negro es una de las novelas que más me impactó porque la leí jovencito y...Werther es un cuento al lado de esa obra. Como novela es una catedral! Sthendal! Bueno, es que el Síndrome de Sthendal es una verdad como un templo. Tiene, además unos tomos de historia de la pintura italiana que, una vez superado un curso intensivo de pintura italiana del Renacimiento, uno puede devorar con avidez.

En cuanto a tu pregunta sobre "esos dos señores", intentaré ser breve y conciso. Vaya por delante que desde muy joven he tenido la habilidad de cazar el discurso de las personas. Ya en la carrera, a los historiadores los cazaba al vuelo, y con el tiempo (aunque no sea tan mayor) hasta me cazo a mí mismo. Dicho esto, te diré que el libro de Historia de España es una propuesta absolutamente opuesta a los planteamientos de Cataluña como nación, y que, no obstante esto, para mí, el mayor defecto es que se sitúe en las antípodas de esos escritores que nos pintan un Al Andalus Felix (tipo Roger Garaudy o Antonio Gala, este último mucho más respetable para mí que el primero). Ni tanto, ni tan calvo. También te comento que en ocasiones pecan de lo mismo que aquellos historiadores que escriben la historia de tal o cual nación desde la Prehistoria. Pero, a lo que vamos, no hay tantos "errores" como uno pueda pensar. Eso sí, el discurso está claro. En cuanto a El camino hacia la cultura. Ya he comentado alguna vez que no soy partidario de cánones ni repertorios (hasta cierto punto), pero que es un libro muy útil porque Vidal es un historiador curtido en la historia antigua en EEUU (bíblica o no) y esto te da una visión bastante crítica de cómo hablar de las fuentes y de qué propones o no. No estoy conforme con ciertas listas de museos y prontuarios de arte, pero es que, al final, estas cosas son una toma de postura.

En fin, no me extiendo más. Espero que te sirva de algo mi opinión, contando con que no es más que eso, una opinión. Un abrazo, y gracias!!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Rogelio! Está claro que me refería a que L'Orfeo no era el de Monteverdi precisamente, a sabiendas de tu filia con este compositor...Bueno, es que la ambientación musical de la serie es alucinante! Canzone de los hermanos Gabrielli, concierto para oboe y trompeta de Telleman, etc, etc, etc. Es una auténtica joya! En fin, y no te preocupes tanto por las contestaciones y la hora y extensión de las mismas. Ambos (bueno, tú más que yo)sabemos que el horario es una espada de Damocles!! Un abrazo!!

Bárbara Paraula dijo...

Hola Fidelio,
miedo me daba llegar aquí y encontrar que en mi bolsa vacía de cultura no había nada que comentar...

Pero sí, seguro que podriamos entrablar una buena conversación sobre los primeros cristianos y el asentamiento de los dogmas católicos.... de esa época vienen muchísimas de las costumbres y sentido de las fiestas actuales.

Me ha convencido, voy a ver si me bajo la serie. Aunque debería haberlo hecho antes, seguro que hubiese sido una excelente fuente de inspiración para el día de reflexíon sobre las europeas... más que nada por entender mejor que es Europa y dónde queremos llevarla.

Un saludo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenos días doña Bárbara! Desde luego, esta jornada de reflexión lo es más que nunca...porque nunca se ha hablado tan poco de Europa. No sé, no sé...vamos a ver el rumbo que toman las cosas. Un saludo, y muchas gracias por su comentario!!

janys dijo...

Hola Fidelio; me parece perfecto que te des espacio en eso de la política y dediques estás fantásticas entradas a la historia; esta ciencia me maravilla, me permite estar en sitios que tal vez ya conocí, trato con personas que quizá cruzaron por mi vida en algún momento; espero no te rías pero cre que yo viví en otros tiempos, en Egipto por ejemplo, durante la época de los faraones. Te mando un beso y un abrazo; gracias por la felicitación y si, hago de todo; Me encanta la danza!!!! hasta pronto.

Muñeca de trapo dijo...

Hola Fidelio, me ha encantado tu entrada, la historia es algo que me apasiona, cosa que no puedo decir de la política.

Seria maravilloso poder meterse en las costumbres y culturas de épocas pasadas, sus paisajes y su arquitectura,... y sus gentes!!

Un abrazo.

Manuel dijo...

¿Quien silbará cuando toquen el himno de Europa? ¿Quién se atreverá con Beethoven?
Supongo que no puedo evitar ser europeo (para lo bueno y lo malo), pero yo me he criado en Nueva York, concretamente en Hill Steet, y me mola la sabiduría oriental.
Te recomiendo una peli: "Mi general" de Jaime de Armiñán.
Por lo demás, Europa es tan poliédrica...

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenas noches, Janys! No te preocupes por lo que me comentas. Permíteme que te diga que conozco bastante bien todo el movimiento o línea de pensamiento de que me hablas, aunque no comparto muchos de los presupuestos. No sé si te refieres a Newton, Bacon, y otros. En cualquier caso, un fuerte abrazo del gachupín!!

Fidelio en el bosque animado dijo...

La historia, querida Muñeca de Trapo, nos muestra cómo la política ha ido degenerando... o cómo cuatro hombres y mujeres son capaces de mistificarla...me temo que hoy en día, está muy lejos de esto. Muchas gracias por tu comentario. De todos modos, la experiencia PSOE-PP en tu tierra, ha traído mucha esperanza. Esperemos que no caiga en lo mismo...por muchas zancadillas! Un fuerte abrazo!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Lamento disentir con vos, querido y admirado Manuel, si alguien pudo escribir el guión de la serie de manera infinitamente mejor, es vd!! Aaaaah! Se siente, pero no cuela lo de NuuyoorK!
Un abrazísimo!