lunes, 30 de marzo de 2009

When All You Got is Hurt



Tantas cosas y tantos recuerdos trae esta canción que es imposible resumirlos todos en una entrada. Permitidme que en la evocación de recuerdos auténticos, no admita impedimentos a la hora de ser caótico (paráfrasis o adaptación del soneto CXVI).





Este vídeo es una versión absolutamente preciosa de una grandísima canción.http://www.youtube.com/watch?v=be0j4PbrQOI


Pero el recuerdo de la versión de Berlín es para otro grandísimo grupo, Divine, que llegó a lo más alto en Murcia. Su cantante habría inspirado con toda probabilidad la versión berlinesa de la canción de U2 cuyo vídeo os adjunto, http://www.youtube.com/watch?v=JFWPeVfWB9o Eran tiempos en que se reclamaba aquella especie de pop decadente o glam independiente (me encanta inventarme etiquetas que fascinan a alguien además de a mí, esto lo hacíamos mucho a partir de determinadas horas de la madrugada) aunque ya existían Divine Comedy o Suede. Era el grito de los lectore de Alan Poe contra muchas cosas. Esos eran los dos grandes Antonios. Perfectamente podíais haber estado sentados al lado de Bono.





Una vez más, algunas preciosas entradas que adjunto aquí (http://naranjasdelaschinas.blogspot.com/2009/03/una-pena-en-observacion.html), me han recordado lo difícil que es encajar muchas cosas. Lo fácil que resulta vivir con uno mismo, y lo difícil que resulta convivir...incluso con uno mismo (no digamos con los demás). Nunca me gustó la frase L'enfern son les autres. Como el otro día decía mi amigo Manuel, nuestra libertad plena está en función de la de los otros, ¿es por eso condicional? No, amigos, la soledad es, ha de ser, sonora!!





Uno no anda por la vida derrochando generosidad porque, por el contrario, tendemos a pensar que la vida y los demás no son generosos con nosotros. En más de una ocasión tendemos a mirarnos más y más el ombligo. No me extraña que en el guión de Tierras de penunbra se incluyera la frase: el dolor es el megáfono con el que Dios se dirige a un mundo de sordos. ¡¡Qué terrible frase!! El dolor físico, la enfermedad, la muerte, la ausencia de vida. Por favor, visitad la entrada de hoy en Naranjas de la China.





El dolor del corazón, los sentimientos no correspondidos, los anhelos imposibles, lo inaccesible no lo es tanto por su propia naturaleza, sino porque nosotros queremos que así sea al hacer imposible renunciar a ello. Podemos tardar toda una vida en construir un anhelo que creemos encontrar en algún momento, en algún cruce, en algun recóndito lugar a lo largo de nuestra existencia. Tardamos años en vivir con el dolor hasta que un día, en unos siete segundos proclamamos un no, un no te quiero a mi lado. Y el dolor desaparece. Siete segundos de los que habla Manuel en Días intensos (http://manuel-diasintensos.blogspot.com/2009/03/youssou-ndour-neneh-cherry-7-seconds.html). En siete segundos desterramos aquel anhelo que tanto nos ha hecho sufrir porque lo alimentábamos con nuestros sufrimiento, porque lo habíamos alimentado durante tantos años sin nosotros saberlo. Nada como pasear por el mar o por la montaña para ver qué rápido se lleva todo el viento.

5 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Bellísima entrada. Como todas las de tu blog: densa, llena de matices, de aristas,... difícil de resumir, de comentar.
La verdad es que recordar el One de U2 me ha transportado el 91 cuando escuché por primera vez el que para mí es su obra cumbre, Achtung baby. Depués vendría el muy berlinés y experimental e inclasificable Zooropa.

Cuántos temas abres en unos breves (en apariencia) párrafos. Celebro que te haya gustado mi entrada sobre "Una pena en observación". Lo volví a leer este fin de semana. Hacía más de diez años que no me encontraba con él... Los siete segundos de Manuel, como siempre son siete días intensos.

Un fuerte abrazo y enhorabuena por la entrada.

Manuel dijo...

Pronto una entrada sobre Oscar Wilde y su "todo hombre mata lo que ama".
Una pasada Bono y su banda...
¿Te he dicho alguna vez cuánto me alegro de ser tu amigo?

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Rogelio! Verdaderamente, el Zoo (Lemon)le gusta a una persona muy muy muy querida por mí, lo cual, conociéndola, o me extraña. Pero a mí...como imaginarás el Achtung es, como tú dices, toda una época. Qué envidia aquellos años en Berlín. Si pudiera volver atrás, y si hubiera sido más valiente, me hubiera ido a Berlín.

Efectivamente, son muchas idas y venidas en poco espacio (por eso hice ese encabezamiento). Un poco caótico. Tu entrada sobre Lewis? Preciosa-preciosa de verdad! Un abrazo! Y muchas gracias!!


Manuel.
Pero bueno!! Esto es transmisión de pensamiento!! Después de la entrada estuve leyendo El crimen de Lord Arthur Savile!!! Manuel, la alegría es mutua. Gracias, gracias, mil gracias!

Muñeca de trapo dijo...

Hola Fidelio, me habría encantado poder hacer mi comentario en tu bosque animado, anoche, pero no pude...tu entrada es tan real y profunda, me ha dado mucho en que pensar, necesitaba tiempo para poder expresar lo que siento, en palabras ( nada fácil, para mí),
los enlaces a las canciones, preciosas...Una música muy bonita.

Comparto tu opinión, en parte, cuando dices que no vamos por la vida derrochando generosidad, porque pensamos que la vida y los demás no son generosos con nosotros,es verdad que hay mucha gente desagradecida, pero también es verdad que hay veces que tampoco sabemos ver la generosidad de los demás, simplemente porque no la demuestran como lo haríamos nosotros, quizás porque esperamos más de esas personas.
Todos pasamos por momentos difíciles a lo largo de nuestra vida...y todos tenemos la capacidad, el derecho y el deber de no permitir mas de esos "siete segundos" para impedir que nuestras propias emociones nos hagan mas daño que lo "correctamente" soportable.

Un fuerte abrazo, amigo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Muñeca de Trapo! Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te gustara esta entradilla!
Efectivamente, es posible que el quid sea aprender que los demás "dan" a su manera, que, probablemente, no es la que nosotros esperamos, o como lo haríamos nosotros. Probablemente es difícil, pero sea una de las claves para comprender a cuantas más personas mejor...convivir en definitiva.

En cuanto a las emociones...que distinto es ese dolor. Yo soy de los que creen que muchas emociones (yo las llamo anhelos) son a veces falaces, y por eso, prescindibles (aunque me declaro escéptico sigo teniendo fe en la felicidad humana). ¿El "dolor soportable"? Depende. Al menos "que sea por una causa noble"... Desde luego el caso de C.S. Lewis, igual parezco algo ñoño, pero es precioso, y a la vez difícil, lo cual lo hace doblemente bonito.

Muchas gracias!!! Un fuerte abrazo!