miércoles, 11 de marzo de 2009

No os olvidamos. No os olvidaremos.


El Requiem de Brahms está compuesto para aquellos que se quedan. Ninguna obra puede explicar mejor el día de hoy, porque no olvidamos ni a víctimas, ni a familiares, ni a supervivientes.

7 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Emotivo recuerdo a las víctimas. El Requiem Alemán de Brahms no puede ser más adecuado, sin importar credos no razas.

¡Nunca os olvidaremos!

Manuel dijo...

Silencio.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Queridos Manuel y Rogelio. Los comentarios que dejais hacen honor al refrán "lo bueno si breve...".

El día fue muy triste por todo lo contrario. Palabras, palabras y más palabras de por qué sí y por qué no. Muy triste.

Bueno, hoy es doce y puedo comentaros una cosa. La versión del Deutsches R. de Giuseppe Sinoppoli está muy, muy, muy bien. Con la Filarmónica Checa, Wolfgag Brendel y la grandísima Lucia Popp.

Un abrazo y mil gracias!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hoy es doce, Fidelio, y mi versión es la de Rudolf Kempe (sonido Mono), con la Filarmónica de Berlín... y un joven Fischer-Dieskau y la maravillosa Elisabeth Grümmer. Amo la intensa emoción de esta versión.

Un abrazo y gracias a ti.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Querido Rogelio! La versión que me propones, promete. La buscaré, la oiré...y hablaremos. Gracias, gracias, gracias!

Muñeca de trapo dijo...

Me uno a vosotros con el reconocimiento y el apoyo a las víctimas del "Once M" y a todas las víctimas del terror, sin importar su raza, sin importar su condición política, sus creencias religiosas y pensamientos, desde esa
constante en toda mi vida, esa lacra que arrastramos los que no compartimos esa barbarie y pertenecemos al País Vasco.

¡Nunca os olvidaremos!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Muñeca de trapo.

Vaya si no tienes motivo! Sin duda (y por desgracia) las víctimas de ETA no dejan de engrosar ese no olvidaremos. Digo por desgracia porque querríamos que parara esa cifra. Pero suma y sigue. Y ahora también en el Ulster. Gracias por recordarnos el recuerdo necesario de aquellos que vivís, constantemente, bajo la amenaza del terror. Todas nuestras simpatías (como diría un inglés), toda nuestra solidaridad!