sábado, 14 de febrero de 2009

Frühling


Aunque todavía no es primavera, el marketing cursi perfumista que rodea el día de San Valentín me obliga a recordar un cd de lieder de Schubert y Schumann absolutamente excepcional.


Esta entrada va a estar dedicada exclusivamente a Schubert, porque si hablara de Schumann tendría que abrir dos o tres post. Y no es plan en un solo día.


Dentro de poco las jaras empiezan a florecer en la Sierra Norte de Córdona (Sierra Morena y estribaciones) y los naranjos se disponen a explotar (para que los sevillanos digan aquello de Sevilla está espectacular, y en verdad que lo está). Hay una serie de obras que evocan estos matices y sensaciones. Esta breve selección de lieder de Schubert es buen ejemplo de ello: Gretchen am Spinnrade, Im Frühling o este Der Hirt auf dem Felsen. Hay algo en el piano con sonido a pianola (no me paro en los detalles técnicos porque algunos de los que vais a leerlo lo explicareis mejor) que añade un toque entre ingenuo y primaveral a la evocación schubertiana.


Entramos por fin en la voz limpia, sosegada sin exagerar la melancolía que transmiten los versos de los poetas a los que eleva aún más Schubert con sus notas. Como botón de muestra:

http://www.youtube.com/watch?v=rPpII4xTVrc&feature=related. Los dos re del piano, con ese sonido tan característico que a muchos nos extrañó, pero que hace el lied aún más evocador, no digamos cuando entra el clarinete...sobran las palabras.

5 comentarios:

Manuel dijo...

¡Quién hubiese podido asistir a alguna de aquellas veladas con Franz al piano, luz de velas, fuego en la chimenea y la voz de una damisela enamorada flotando en el aire!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Aquellas schubertiadas, momentos irrepetibles e insustituibles amigo Manuel!

¿Se ha perdido aquella emoción?

¿Se ha desvanecido el genio de la improvisación o el jazz puede equipararse a ello?

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Nunca, amigos, se perderán las veladas con o sin Franz o Robert al piano...

Sólo con ver, desde mi blog, la viñeta que acompaña a tu preciosa entrada me imaginaba el contenido. Bueno, más bien pensaba que hablarías de Música Antigua, puesto que el sello DHM es uno de los grandes especialistas en este repertorio...

Los lieder de Schuber me apasionan. Especialmente el Viaje de invierno (obviamente en simbiosis con el gran Fischer-Dieskau, imprescindible en este repertorio). Los de Schumann los descubrí más tarde, al igual que su excepcional música para piano (Estudios, Cantos del alba,...)

Si me permites una recomendación, Fidelio, sobre los lieder de Schimann, te cito a la gran, la exquisita Anne Sophie von Otter (creo que tiene dos CDs publicados en DG).

Un fuerte abrazo a los dos.

(By the way, si me permitís, sobre la pregunta que nos haces, Fidelio, a propósito de "el genio de la improvisación o el jazz ", me la hacía también yo en mi blog, hace unas semanas. A ver qué te parece:http://naranjasdelaschinas.blogspot.com/2008/10/care-charming-sleep.html).

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Madre mía... lo mío con las erratas no tiene perdón: Quería decir Schubert y Schumann.

Ay, Señor, Señor...

janys dijo...

Hola Fidelio; pasé por aquí y me pareció interesante tu blog; ojalá puedas pasar al mío; aunque más mundano y sencillo, lo escribo con el corazón. Un beso y hasta luego.