jueves, 12 de noviembre de 2009

Ni Aristóteles ni John Rawls eran, probablemente, de Nueva Jersey



Creo que cuando le recriminaban a Robert Duvall en Apocalypse Now que eligiera esa playa para hacer surf contestaba: vd qué sabe ..., ha nacido en la maldita Nueva Jersey!


Normalmente espero a respirar o a contar unos miles de veces antes de escribir mi opinión sobre algún suceso que me sulfura especialmente. Este es uno de ellos: Mª José Carrascosa, culpable!


Bueno, señores, esto no es un chiste, pero ya no voy a ver las películas de Frank Kapra con los mismos ojos. No. No es un chiste. Desde pequeños, muchos hemos llorado con Caballero sin espada...y un largo etcétera. Ahora, la espada y la venda de la Justicia andan por la cloacas del Hudson River!


¿Es esta señora una secuestradora? ¿Es esta señora una demente? ¿Es esta señora una terrorista?


Otra de las cosas que aprendí cuando estudié es aquel adagio: Dura Lex, sed Lex. Bueno, volviendo al cine, Doce hombres sin piedad nos presenta precisamente otra cosa. El hombre, frente a la masa (esto es de un artículo del actual Premio Café Gijón).


Para terminar esta serie de reflexiones cuasi inconexas, me gustaría preguntarle al Estado de Nueva Jersey (uno de los estados que compone un país al que sigo admirando...a pesar de todo), ¿siguen sus jueces considerando evidentes las verdades que escribieron Franklin, Jefferson y Adams? O, en definitiva, resumendolo en una pregunta: WHY?

9 comentarios:

El rincón de Chiriveque dijo...

Un tanto atropellado post, amigo Fidelio... Mencionas "Caballero sin espada", es una de mis carencias del gran Capra... Un abrazo amigo. lat

janys dijo...

Hola Fidelio; he de confesar que me encuentro perdida en tu entrada ya que no conozco nada de lo que hablas; sin embargo, vengo a visitarte para saludarte, decirte que estoy aquí y que ya se acercan las vacaciones para segur redactando en mi blog y siguiéndote en en tuyo. Un beso y hasta pronto.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Yo también sigo admirando a ese país, amio Fidelio, a pesar de casos como el que describes. Casos como éste que nos hacen ser, más si cabe, firmes en la crítica hacia el poder coercitivo del Estado.

Una cosa es el pacto social que representa la condición ciudadana y otra, completamente necesaria, la necesidad de poder defendernos de él.

El caso de Mª José (conocía levemente la historia, por el diario El Mundo) es sobrecogedora. Es terrible, y no quiero ni pensar lo que se le puede pasar por la cabeza a una persona que pase por una situación parecida. Es alucinante.

Para finalizar este comentario a tu excelente entrada, una reflexión: ¿debemos seguir la Ley, las sentencias palabra por palabra? ¿debenos seguir siempre el ejemplo socrático de beber la cicuta?

Un fuerte abrazo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenas noches Chiriveque! GRacias por la corrección (C por la K), porque a veces tengo un pequeño batiburrillo de Robert Kappa, aquel guitarrista heavy Frank, también, y mi ídolo cinematográfico cuyas películas seguiré admirando (creo que a tí también te gusta y hemos, por tanto, de felicitarnos)! CAballero sin espada? Te la recomiendo fervientemente. Es una de esas películas al estilo de ¡Qué bello es vivir!, donde las personas son personas, los niños, niños...y los sinvergüenzas, incluso se redimen...o no! UN fuerte abrazo!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenas noches Janys! Me alegra mucho tenerte por aquí. Bueno, el caso que relato es una injusticia tan grande, que me cuesta ser objetivo a la hora de relatártelo. ESta mujer lleva años en la cárcel por intentar llevarse a su hija de Nueva Jersey, dado que está divorciada del marido. Acusada de secuestro, está encarcelada. Tampoco entiendo por qué mi gobierno (el español) no ha hecho nada por ayudarla. En fin. Es horrible, pues no sólo se da el hecho de que separen a una madre de su hija, sino que, encima, está en la cárcel y ya le han dado varias palizas. UN horror!

Gracias por tu visita, bueno, estás en tu casa. UN fuerte abrazo!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Querido Rogelio! Tu pregunta final lo resume todo. Voy al principio de tu comentario. Como buen liberal que eres (a partir de ahora eres Marañón), planteas una reflexión lockeana: el Estado debe protegernos, no encarcelarnos. Yo, por mi impulsividad de postadolescente (me gusta bromear sobre mí mismo) a veces rozo el hobbesianismo, pero bueno...habrá que recordar (respondiendo a tu pregunta) aquel relato que hemos evocado a veces y que da entrada (nunca mejor dicho) a la película de El Proceso. Te acuerdas? UN fuerte, fuerte abrazo!!

Muñeca de trapo dijo...

Hola Fidelio!!!, una entrada fantástica, como todas las tuyas, de verdad y una historia dura y cruel donde las haya.
Para mi, impensable e increíble, que te puedan separar así de un hijo y frustrante e injusto la postura de la supuesta justicia.

Quiero desearte a ti y a los tuyos unas Felices Fiestas y un maravilloso Año Nuevo.

Un fuerte abrazo.

Mike dijo...

Hola!

Tienes un merecido premio aquí.

Un abrazo y mucha felicidad en estos días y durante 2010.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Muñeca de Trapo!! En primer lugar, disculpa la tardanza a la hora de contestar. Quiero además desearte un feliz 2010 (da vértigo escribir la fecha..y pensar que es el título de la segunda parte de 2001 una Odisea en el espacio).

Es terrible el caso de la sra Carrascosa. Más aún cuando hemos visto que la sentencia firme es de catorce años (imagino que habrá alguna instancia a la que recurrir). Gracias por tu visita. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu felicitación