jueves, 16 de julio de 2009

Playa Mix-Playa Trash



Me entero de que la Generalitat valenciana ha puesto unos metros de distancia obligatorios entre la orilla y la sombrilla (¿será por el pareado?).

Aquí en Andalucía andamos a vueltas con los chiringuitos de playa (que no fiscales), y en las playas de Cataluña regalan ceniceros para las colillas de los cigarros. Espero que no patenten la idea, pues si va p'alante lo del boicot a los productos catalanes, lo vamos a tener chungo.

P'alante iba un padre con su hijo y sendas bicicletas el otro día en un cercanías -contaba mi amigo Chiriveque-, y ante las dudas del hijo de cómo seguir, su padre le encasquetó uno de esos consejos paternos que salen en las series tipo Cinco Hermanos o Con ocho basta (con musiquilla de fondo): "tira p'alante, y si le das a alguien, que se joda!"

Bueno, yo venía a hablarles de las colillas de los cigarros (no de los fumadores). Y es que cuando uno va a la playa estos días, nota que va pisando unas esponjitas que no son marinas, precisamente. Son colillas de cigarrillos!!! El episodio más llamativo tuvo lugar anteayer. Una señora disfrutaba de una vista del mar bastante bonita...y limpia, hasta que consumió su cigarrillo (negro), miró para abajo, y sin dudarlo, tiró la colilla al agua. Yo preferí no decirle nada, porque estoy de vacaciones, y bastante tengo a lo largo del año con mis alumnos...y sus padres (¡y madres!), pero se lo dije a mi mujer y, además de no decirle nada, me llamó la atención sobre un par de parejas que estaban pescando a nuestro lado (sí, sí, con anzuelo). Casualmente vivían de okupas, en unas casetas para veraneo de militares que llevaban ya tiempo sin habitar. Luego, cuando los desalojen saldrán en televisión llorando y todo eso...pero bueno, lo dejaremos...

Siempre he pensado, y ahora me reafirmo aún más, que el ecologista más efectivo es el que no sólo no tira nada al suelo, sino que intenta quitar la basura que tenga a su alrededor: un papelito, una bolsa de patatas que traiga el viento porque alguien la ha tirado, etc, etc, etc. Pero lo de las colillas ya es demasiado. ¿Cuántas colillas pueden enterrarse a lo largo de un día si un tercio de las personas que va a la playa se fuma un par de cigarrillos?

Dando un pequeño salto. Para mí, esto es lo de siempre. A la administración le sale más barato quitar cuatro (o cuatrocientos chiringuitos) que educar a su población. Más barato que poner un municipal y un socorrista en cada playa, y sacar de la orejita a la manada de desaprensivos que perpetran estas visitas a la playa. Así, hasta que sacan una disposición que mide la distancia de la sombrilla, porque ya había tortas en la Malvarrosa. Y entonces, la guinda, sale el político y dice: es que la educación ha de partir de la base, por eso ha de empezar ¡EN LAS ESCUELAS!. No vayamos a decirle nada a esos padres amantísimos por si no nos votan.

En fin, a uno le gustaría "echarse al monte", pero algunas playas son una auténtica delicia, a pesar de que haya tanto guarro por sus orillas. Disfruten de los días de playa que podais antes de que esta o aquella administración nos quite los chiringuitos, los espetos...pero siga sin mandar a los guarros...a su casa!!

10 comentarios:

El rincón de Chiriveque dijo...

Buena entrada, Fidelio, y te agradezco sobremanera la referencia a mi "pos"... Tienes más razón que un santo, la gente es cada día más incívica y, efectivamente, el mejor ecologista es el que es capaz de recoger las cosas, sin duda...

Aquí en Barcelona además de tener lo de los ceniceros, también hay masajistas chinas actuando por todas las playas, ¿lo sabías?... El negocio es el negocio.

Sigue disfrutando de tus vacaciones y un fortísimo abrazo, amigo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola Chiriveque! Sí que sabía lo de las masajistas chinas (que no son las mismas que las del Barrio chino, je, je). Me gustó mucho tu pos porque, probablemente, yo no le hubiera llamado la atención al individuo. Antes sí que se hacía, pero ahora es demasiado peligroso, pues no sabes cómo va a reaccionar la gente. A pesar de ello, nunca han d pasar desapercibidos estos casos, puesto que así es como se va perdiendo el civismo. Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario. Disfruta de la lectura de Kafka. Olvidé recomendarte un relato bastante intrigante: Discurso a una Academia.

David García dijo...

Hola soy del CDS y veo que estás interesado en información.

Escríbeme un correo y te ayudo en lo que necesites.
elcentro@hotmail.es

Un fuerte abrazo.
David García.

Miguel dijo...

Lo de las colillas es una lacra. ¿Qué hacer? Uno va a la playa tranquilamente a ponerse en contacto directo con la naturaleza y se encuentra con que a su lado alguien enciende un cigarro. Y luego, después de tragarte medio cigarro, ves cómo incrusta la colilla en la arena. Y te quedan con una cara de tonto y de impotencia...

Un saludo.

janys dijo...

Hola Fidelio; parece que no sólo en las playas mexicanas existe gente poco delicada pero bueno, la maravilla del paisaje lo cura y perdona todo; disfruta en mi nombre esas hermosas playas; un beso, estoy de regreso, hasta pronto.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Es tan bueno el artículo, Fidelio, como cutres son las escenas (cotidianamente cutres) con las que tenemos que "coexistir" cada veranito.

Creo que estas escenitas son unos de los motivos por los que la playita me agota y, más aún, me desagrada en ocasiones... en verano básicamente.

Yo todo esto, sin mecionar al hortera que, aparato de música en ristre, contamina acústicamete nuestro descanso... si, al menos, los temas fuesen de Georgie Dann (prefiero "bailar el bimbó" a aguantar las horteradas de los susudichos).

En fin, compañero revolucionario, seguimos en lucha. Un abrazo.

(Tu referencia al artículo de Chiriveque, con la escena CATALANO-CAÑÍ que nos relataba, es más que procedente)

Fidelio en el bosque animado dijo...

GRacias Rogelio. A mí, esa playa también me tira p'atrás! Qué ha sido de aquellas playas donde
íbamos en familia, una recua de chiquillos y lo único que hacíamos era bañarnos y jugar. Lo curioso es que nadie nos llamaba la atención. En fin. Parece que se estila la mala educación. De todos modos, no sé por qué motivos, Almería tiene algún que otro refugio. Bueno, sí que lo sé, porque tenemos un Parque Natural que, como no lo cuiden, le van a quitar ese privilegio. No así, la costa murciana, valenciana y catalana (salvo algunas calas donde no hay c.... a construir nada). Te cuento el "pelotazo" de algunos promotores. Mi amigo construyó en una parcela de una localidad alicantina. Materiales de primera. Hace más de diez años, un dúplex, 20 mill de pesetas. El escocés que se lo compró lo vendió a los dos años por el doble. Lo digo, porque no hay que generalizar, y por culpa de estos especuladores y los constructorzuelos que han ido saliendo de las piedras, promotoras de más de treinta años, empresas consolidadas (las Pymes a las que tanta manía les tiene mucha gente) se han acabado.

Bárbara Paraula dijo...

Pues toda la razón tiene usted Fidelio en la reflexión, que resulta absurda la disposición de la sombrilla con la de atentados más sangrantes que se cometen en la playa.

Este fin de semana casi lloro, de hecho pensaba escribir un post. Existe entre las playas de Santa Pola y las playas ilicitanas de Arenales, un paraje maravilloso a las lomas de las montañas de Santa Pola. Entre largos kilómetros de pinadas y calas de rocas se levantan las playas de El Faro y el Carabassi. Solía haber algún chiringuito para tomarse tranquilo alguna copa. Pero el Sábado comprobé horrorizada que los chancleros nocturnos habían tomado la costa. Más de 15.000 vehículos con el capot abierto haciendo de bar y los pobres pinos de mi costa amada recibiendo toneladas de megavasos... La semana que viene si puedo lo retrato y le dedico un texto de denuncia en condiciones.

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenos días a todos. Miguel, DAvid y queridas Janys y Bárbara. Lamento no contestaros como merecéis, pero me voy fuera y, al abrir mi mpágina he visto que no había contestado todos los comentarios que, amablemente, me dejáis. Prometo hacerlo cuando vuelva y con el interés que merecéis. Un fuerte abrazo y feliz verano!!!

janys dijo...

Hola Fidelio; andas de vacaciones y te tengo envidia (de la buena claro, jajajaja) me da gusto que descanses y tengas ese tiempo para convivir con la familia; te dejo un beso y un enorme abrazo; hasta pronto.