viernes, 17 de abril de 2009

¿Por qué?



Esta mañana ha sido una mañana muy desagradable. Cuando he llegado al trabajo he visto que todos los planes que tenía se me han vuelto "patas arriba". El horario cambiado, las tareas cambiadas...en fin, todo sea porque mis alumnos tenían una serie de actividades con la ONCE y que es muy importante PONERSE EN LUGAR DEL OTRO.





La sorpresa desagradable no ha sido esa, sino la lectura de la entrada de mi querida blog Naranjas de la China titulada "Matonismo en estado puro". Mi primera reacción ha sido publicar un comentario en clave pseudoirónica porque era tal la rabia que no quería llenar la ventana de exabruptos...





También me he acordado de la anécdota que me contaba un maestro que trabajó en un pueblo alavés durante treinta años. Me contaba cómo los mozos de los pueblos arrojaban "a leches" a estos matones fuera de su término (lo malo es que seguían con las castañuelas en otra parte)...y así hasta el comentario de hoy (junto con los millones que le han precedido y que ha padecido la mayoría de la población de aquellas tierras del norte, tan bellas, tan evocadoras...tan desgraciadas).





Esta tarde he visto por fin el comentario (ya borrado en la blog donde se publicó), la honrosa, emocionante y valiente adhesión de los blogeros, y la disculpa del miserable. Ya no había ni ironía ni sarcasmo. Sí una profunda tristeza...un recuerdo a tantas y tantas personas que tienen que padecer esta lacra,...





... y una mirada que resumía la actitud del partido al que dice pertenecer el sujeto.





Recuerdo una pregunta que le hicieron a la portavoz del PNV, algo así como "qué va a pasar si el PNV pierde las elecciones o algo así". La mirada de esta krankenschwester von Lebensborn, era, no de perplejidad, no de sorpresa...parecía que sus ojos decían "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que ocurra lo que usted está diciendo".





En la poca historia política de este país tan desgraciado que es España, no he visto nada igual. Ni siquiera en el archivo fotográfico que todos recordamos de cuando murió Franco (aquellos aspavientos ante el apocalipsis). Tampoco en el exterior hay parangón. Nunca he visto tanto odio concentrado. Es terrible, es muy triste observar una locura colectiva que lleva a tal mesianismo, que lleva a excluir a tu vecino porque no participa de tu visión divina.

No tengo ni siquiera energías para dedicar más pensamientos a esto. Ni ganas de escribir.

4 comentarios:

janys dijo...

Hola Fidelio; mi comentario de hoy es para agradecer tu visita y bendecir tus palabras pues en este momento; más que nunca, necesito de esas cuestiones de amor que nos mantienen vivos y pegados al suelo; mi abuela, mi mujer ideal, la modelo de mi vida, está internada en una clínica; su estado es delicado y pues... me encuentro triste y en verdad, tu presencia me conforta. Un beso, hasta luego.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Muchas gracias Fidelio. Gracias por el fenomenal artículo, por el preciso y matizado análisis (siempre "poliédrico").

Debemos de hacernos eco de estas amanazas y ser intransigentes frente a esta especie de matonismo cobarde.

(¿Sabes que estoy escuchando en estos momentos? Los Motetes de Bach...y "para hacerte rabiar un poco" no te diré de quién es la interpretación; la mejor que conozco. Je, je).

Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Don't worry, be happy!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Hola a los tres!

I'm very-too-to-very happy, querido amigo, aunque a veces I..."but well" (pero bueno)!

Janys! Lamento lo de tu abuela y espero que se recupere pronto!

Rogelio ¡por favor dime la versión!! A cambio dejaré de escuchar El clave de Gould durante tres horas...(es mi pieza del mes para el coche, así que fíjate si tiene mérito...).

Muchas gracias a los tres. Un abrazo!!